El amor en la Psicosis


En este Congreso de la AMP volvemos a indagar sobre la clínica discontinua que implica fundamentalmente la diferencia entre neurosis y psicosis, y la clínica continuista donde nos encontramos con la forclusión generalizada y el delirio para todos.

Es en la cuestión del amor donde podemos encontrar una diferencia que Lacan mantuvo hasta el final. En su conferencia en la Universidad de Yale del año 1975(1) nos muestra que la psicosis es una bancarrota en lo que concierne al cumplimiento de lo que es el llamado “amor”. Tampoco podemos decir que en las neurosis esto sea una panacea, los fracasos están asegurados para cualquiera.

Pero me gustaría poner el énfasis en la idea de “cumplimiento”, se trataría de una dificultad para que el amor acontezca en el sentido marcado por la afirmación de Lacan de que “el amor permite al goce condescender al deseo”. Es en este sentido donde el cumplimiento de este amor se puede tornar un infierno para el sujeto psicótico.

No debe ser casual que Lacan, para acercarse al amor en la psicosis, se valiera de la concepción medieval y trovadoresca del mismo, donde la Dama se mantenía a la distancia prudente que la alejaba de ser “real”, de carne y hueso.

Quizás la “filia” aristotélica como una forma de amor, puede venir bien a algunos sujetos, pues no está en juego “el cuerpo al cuerpo”. Comprobamos con estos analizantes como en los encuentros sexuales se hace evidente que no tienen el recurso del falo para afrontar ese goce “ilimitado” que lleva al sujeto psicótico a su desaparición.

Pero esto que podría parecer tranquilizador, pues supone una alternativa con respecto al amor, y que iría bien para pensar la transferencia analítica, pues en ella ese “cuerpo a cuerpo” está descartado, tiene un aspecto problemático. En este amor el Otro se torna Absoluto, y el analista puede llegar a ser ese Otro para el psicótico en la erotomanía (él me ama) y su deriva persecutoria que hace imposible para el analista sostener la función de “secretario del alienado”. Por ello cualquier desliz del analista a encarnar el Otro de la ley o el saber no llevará a buen puerto.

En su Seminario Aún, Lacan va a poner en primer plano el no hay de la relación sexual y nos dice que esto se debe a que el goce del Otro considerado como cuerpo es siempre inadecuado. Fantasmático por un lado, -en tanto que el otro se reduce al objeto a- y por el otro, loco, enigmático(2). Si aquí nos habla de “inadecuado”, en el caso de Aimée retomado en 1975(3) nos habla de “bancarrota”, de su no realización, pues lo que termina realizándose en este caso es un encarcelamiento buscado que calma sus elucubraciones y que Lacan nombró como “paranoia de autocastigo”.

Entonces, aunque en su ultimísima enseñanza Lacan nos hable de que por el hecho de hablar todos deliramos, hay una diferencia si este delirio tiene como referencia el significante fálico, el saber, el alma que si únicamente se sostiene en la ausencia de significante de la mujer en el Otro. Es por ello que en nuestra práctica podemos distinguir entre el goce enigmático y loco del que habla Lacan, referido en el Seminario Aún a la mujer, y el goce invasivo que padece el sujeto psicótico, y que a veces como en el caso Schreber se salda con “un empuje a la mujer” que lo aleja de su destrucción como sujeto.

Con respecto a los últimos años de la enseñanza de Lacan, Miller nos indica la diferencia entre perspectiva y práctica. La perspectiva tiene como horizonte lo real en tanto separado del semblante y del sentido, y la práctica opera con el sentido, la asociación libre. Entre este horizonte y nuestra practica hay un hiato(4).

Espero que en esta Jornada Clínica y en la conversación que surja hagamos aparecer en cada caso este horizonte y el importante hiato.

Mercedes de Francisco


Flash del XI Congreso de la Asociación Mundial de Psicoanálisis 2018, 24 de marzo.

Notas:

(1) Conferencias y entrevistas en las universidades norteamericanas que tuvieron lugar en Yale University en 1975
(2) LACAN, J. Seminario Aún. Libro XX. Editorial Paidós. Buenos Aires
(3) Conferencias y entrevistas en las universidades norteamericanas que tuvieron lugar en Yale University en 1975
(4) MILLER, J-A. El últimísimo Lacan. Curso de Orientación Lacaniana. Capítulo X La idea de lo real. Editorial Paidós. 2013

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario. Para evitar spam lo revisaremos antes de publicarlo. Gracias por la paciencia.
Saludos